astrologia




Significado de los ascendentes

El elemento del Ascendente revela la manera como nos ven los demás. El ascendente, a parte de indicarnos cual es nuestra primera casa, nos muestra el tipo de energía que vitaliza nuestro cuerpo, y también indica nuestro modo de acercarnos a la vida.

Las personas con el ascendente en los signos de fuego (Aries, Leo y Sagitario) destacan por su entusiasmo y coraje, su inagotable deseo de acción y renovación, y su espíritu confiado y abierto. El elemento de fuego es radiante, impaciente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras. El ascendente de fuego tiene la convicción de que tarde o temprano sus visiones y esperanzas se harán realidad.

Los ascendentes de aire (Géminis, Libra y Acuario) expresan la energía vital que se materializa mediante la actividad mental e intelectual. Los signos de aire viven en el mundo teórico de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de los sucesos directos y contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus observaciones y conclusiones a otros.

Con un ascendente en signo de tierra (Tauro, Virgo y Capricornio) la persona destaca por su determinación, su prudencia, su seriedad y sus acciones enfocadas hacia cosas de orden práctico. Los signos de tierra viven en la tierra, con los pies sobre el suelo, y confían sobre todo en lo que pueden percibir mediante sus sentidos y su razón. Tienen la ambición de lograr resultados concretos y útiles. Son disciplinados y fiables, y buscan una situación de seguridad en el mundo.

Los signos de agua destacan por su sensibilidad, su emotividad

Tu Ascendente en Aries

Aries es el signo del pionero y líder. Con el Ascendente en este signo de fuego, eres vivaz espontánea y honesta. Tienes confianza en ti misma y en tu propia visión del futuro, y sientes la necesidad de expresarte y manifestar tu energía en el mundo. En consecuencia, también tiendes a ser impulsiva, de carácter fogoso, con un afán de renovación y el deseo de llevar siempre la delantera. Eres entusiasta y te resulta fácil arrastrar a otros. Sin embargo, tu tendencia a actuar primero y pensar después, te puede traer problemas. Trata de controlar tu impetuosidad y tomar las cosas con más calma. Difícilmente te avienes a las decisiones de otras personas, y la consecuencia de ello puede ser un exceso de tensión. Tu impaciencia con los demás puede ser causa de fricciones en tus relaciones personales, ya que muchas personas se irritarán y sufrirán tu falta de interés en sus planes e ideas. Aunque generalmente tienes muchas relaciones, y por ello puedes labrarte un buen entorno. Trabajas duro, y en caso necesario prefieres ser una pequeña jefa que una gran empleada, porque si hay algo que amas sobre todo, es tu independencia.
Te atraen con pasión las ideas nuevas y el progreso. Siempre sigues adelante, a veces quizá sin reflexionar, aunque también guiada por una gran intuición, debiendo tomar decisiones inesperadas, casi siempre con éxito. Tal vez, tu mayor fuerza sea tu capacidad de captar lo esencial en cualquier situación, dejar lo secundario al lado e ir al grano. Pero, cultiva la consideración por tu prójimo!


ARIES TAURO GÉMINIS CANCER LEO VIRGO LIBRA ESCORPIO SAGITARIO CAPRICORNIO ACUARIO PISCIS


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información